top of page

15 estrategias para ahorrar energia

¿En qué consiste el concepto de el ahorro de la energía completo?


Por definicion, el ahorro de la energía es la práctica de usar menos energía para reducir los costos y reducir el impacto ambiental que se tiene. Esto puede significar usar menos electricidad, gas o cualquier otra forma de energía que obtenga de su servicio público y usted pague. Con los recursos energéticos finitos disponibles en nuestro planeta, conservar energía activamente genera beneficios individuales y globales. Hay una diferencia entre el ahorro de energía y eficiencia energética. El ahorro de energía es la práctica de tratar de usar menos energía por razones ambientales y de costo. La eficiencia energética significa usar productos específicos diseñados para usar menos energía. Estos dos conceptos son inherentemente similares pero involucran diferentes métodos. Los ejemplos de ahorro de energía no incluyen el uso de electrodomésticos inteligentes y bombillas de bajo consumo en su hogar pero aca los recomendamos ya que contribuyen altamente al consumo de un hogar.





15 maneras de ahorrar energía y electricidad Aquí hay 14 maneras de comenzar a conservar energía usted mismo:


  1. Ajustar su comportamiento diario

  2. Reemplace sus bombillos

  3. Usa regletas eléctricas inteligentes

  4. Instalar un termostato programable

  5. Usa electrodomésticos de bajo consumo

  6. Reducir los gastos de agua caliente

  7. Instalar ventanas energéticamente eficientes

  8. Ahorra en Aire Acondicionado y usa Ventilación Natural

  9. Aísla térmicamente tu casa

  10. Usar la lavadora llena y con agua fría

  11. Bañarse máximo en 5 minutos

  12. ¿En qué consiste el concepto de el ahorro de ?

  13. Verifique que todos los equipos estén bien mantenidos.

  14. Usa luz natural

  15. Vístase apropiadamente para el clima adentro y afuera


A continuación, exploraremos cada una de las opciones para ahorrar de energía.


1. Ajustar su comportamiento diario

Para reducir el consumo de energía en su hogar y aumentar el ahorro de energía, no necesariamente tiene que salir y comprar productos de bajo consumo de energía. El ahorro de energía puede ser tan simple como apagar las luces o los electrodomésticos cuando no los necesite. También puede usar los electrodomésticos que consumen mucha energía menos al realizar las tareas domésticas manualmente, colgar la ropa en lugar de ponerla en la secadora o lavar los platos a mano es un ejemplo. Unos de los ajustes de comportamiento que tienen el mayor potencial de ahorro de servicios públicos, es bajar la temperatura de su termostato en el invierno y usar menos su aire acondicionado en el verano. Los costos de calefacción y refrigeración constituyen casi la mitad de las facturas de servicios públicos de un hogar promedio, por lo que estas reducciones en la intensidad y frecuencia de la calefacción y la refrigeración ofrecen los grandes ahorros. Hay herramientas que se puede usar para averiguar a dónde va la mayor parte de su electricidad en su hogar y qué electrodomésticos están usando la mayor cantidad de electricidad en el día a día.


2. Reemplace sus bombillos

Los bombillos incandescentes tradicionales consumen una cantidad excesiva de electricidad y deben reemplazarse con más frecuencia que sus alternativas energéticamente mas eficientes. Las bombillas incandescentes de halógeno, las luces fluorescentes compactas (CFL) y las bombillas de diodo emisor de luz (LED) utilizan entre un 25 y un 80 por ciento menos de electricidad y duran de 3 a 25 veces más que los bombillos tradicionales. Aunque los bombillos de bajo consumo son más caros, su uso eficiente de la energía y su mayor vida útil significan que cuestan menos a largo plazo. También si se junta con sistemas de ahorra como los sensores de movimiento en baños sociales y corredores, estas pueden ser implementaciones compatibles.

Dependiendo la zona y país, hay diferentes programas de autogeneración. Las empresas eléctricas dan beneficios que puede llevar a tener ahorros significativos en la en la factura.


3. Usa regletas eléctricas inteligentes

Las “cargas fantasmas”, o la electricidad utilizada por los dispositivos electrónicos cuando están apagados o en modo de espera, son una fuente importante de desperdicio de energía. De hecho, se estima que el 75% de la energía utilizada para alimentar los aparatos electrónicos del hogar se consume cuando están apagados, lo que puede costarle bastante cada año. Las regletas de enchufes inteligentes, también conocidas como regletas de enchufes avanzadas, eliminan el problema de las cargas fantasma al apagar la alimentación de los dispositivos electrónicos cuando no están en uso. Las regletas de enchufes inteligentes se pueden configurar para que se apaguen a una hora asignada, durante un período de inactividad, a través de interruptores remotos o según el estado de un dispositivo "Base".


4. Instalar un termostato programable

Un termostato programable se puede configurar para que apague o reduzca automáticamente la calefacción y la refrigeración durante los momentos en que se esté dormido o ausente. Cuando se instala un termostato programable, se elimina el desperdicio de energía de calefacción y refrigeración sin tener que actualizar su sistema Aire Acondicionado HVAC. Un termostato programable puede bajar la factura de electricidad de su hogar. Los termostatos programables vienen en diferentes modelos, estos se pueden configurar para adaptarse a su horario semanal. Hay características adicionales que tienen como incluir indicadores de cuándo se debe reemplazar los filtros de aire o si se tiene un problema en el sistema. Estos avisos de mantenimiento ayudan a mantener el equipo en buen estado y a mejorar la eficiencia de consumo.


5. Usa electrodomésticos de bajo consumo

En promedio, los electrodomésticos son responsables de aproximadamente el 13% del uso total de energía en un hogar. Al comprar un electrodoméstico, debe prestar atención a dos números: el precio de compra inicial y el costo operativo anual. Aunque los electrodomésticos que ahorran energía pueden tener precios de compra iniciales más altos, sus costos operativos suelen ser entre un 9 y un 25 % más bajos que los modelos convencionales. Cuando compre un electrodoméstico de bajo consumo, debe buscar electrodomésticos con la etiqueta ENERGY STAR, que es una garantía federal (en Estados Unidos) de que el electrodoméstico consumirá menos energía durante el uso y cuando esté en modo de espera. Los ahorros de energía difieren según el aparato específico. Por ejemplo, las lavadoras de ropa con certificación ENERGY STAR consumen un 25 % menos de energía y un 45 % menos de agua que las convencionales, mientras que los refrigeradores ENERGY STAR usan solo un 9 % menos de energía.


6. Reducir los gastos de agua caliente

Usar agua caliente es uno de los principales contribuyentes a su consumo total de energía. Además de comprar un calentador de agua de bajo consumo, existen tres métodos para reducir sus gastos de calentamiento de agua. El primero y muy sencillo es simplemente puede usar menos agua caliente, bajar el termostato de su calentador de agua o aislar térmicamente su calentador de agua y los primeros seis pies de tubería de agua caliente y de agua fría. Si está considerando reemplazar su calentador de agua con un modelo eficiente, debe tener en cuenta dos factores: el tipo de calentador de agua que cubre sus necesidades y el tipo de combustible que utilizará. Por ejemplo, los calentadores de agua sin tanque son energéticamente eficientes y ya hay sistemas de conexión entre varios calentadores para regular el flujo dependiendo de la necesidad. Este tipo de calentadores de agua pueden tener entre un 8 % y un 300 % más de eficiencia energética cuando se le compara con un calentador de agua de almacenamiento convencional. Otros sistemas como los sistemas de calentadores solares reducen a un mínimo el consumo de energía. Estos sistemas lo único que requieren es un área de cubierta lo suficientemente grande y despejada para su instalación. También dependiendo del nivel de asolación del lugar estos serán mas o menos eficientes.


7. Instala ventanas energéticamente eficientes

Las ventanas son una fuente importante de desperdicio de energía: para evitar la pérdida de calor a través de las ventanas, puede reemplazar las ventanas de un solo vidrio con ventas de doble vidrio. Las ventanas llenas de gas con revestimientos de "baja emisividad" pueden reducir significativamente sus gastos de refrigeración y calefacción. Además, instalar una extra ventana interior o exterior (Storm Windows) pueden reducir la pérdida innecesaria de temperatura entre un 10 y un 20 por ciento. Debe considerar especialmente las ventanas para tormentas si su región experimenta frecuentes fenómenos meteorológicos extremos.

En climas más cálidos, la ganancia de calor a través de las ventanas puede ser un problema. Las ventanas de baja emisividad pueden reducir la ganancia de calor al reflejar más luz y reducir la cantidad de energía térmica que ingresa a su hogar. Dependiendo de dónde viva, las ventanas ENERGY STAR pueden ahorrarle entre $15 y $95 dólares cada año en sus facturas de servicios públicos. Las persianas, velos, cortinas y toldos también pueden proporcionar una capa adicional de aislamiento entre su hogar y las temperaturas exteriores, lo que lleva a una mayor conservación de energía. En climas mas fríos estas pueden sumar un 10-25% de su factura total de calefacción.


8. Ahorra en Aire Acondicionado y usa Ventilación Natural.

El uso excesivo del aire acondicionado puede influir altamente en el consumo de energía. En lo posible usar ventilación natural como manera de enfriamiento de un espacio. Es importante para esto crear un flujo de viento y hay varias maneras de crear estos flujos. El primero y natural se basa en abrir dos ventanas en costados opuesto del hogar con la ventana de donde proviene el viento cerrada a la mitad y la otra abierta completamente. Esto generara que una circulación ininterrumpida para que el viento fluya mas fácilmente. Influye que tenga esta circulación los menos obstáculos posibles. La otra manera es de forma mecánica usando ventiladores (varia el tamaño por el espacio) para generar el flujo de aire. El ventilador debe estar colocado sobre una fuente de aire fresco (ventana) que impulse este aire dentro del espacio. Este espacio debe tener al otro costado un área donde al aire pueda salir y este ayude a cread el efecto succión que se espera para el flujo de aire. Ambos métodos se basan en el mismo concepto solo que uno puede generarlo forzadamente.


9. Aísla térmicamente tu casa

El aislamiento juega un papel clave en la reducción de sus facturas de servicios públicos al retener el calor durante el invierno y mantener el calor fuera de su hogar durante el verano. El nivel recomendado de resistencia al calor, o "valor R", para su aislamiento depende del lugar donde viva. En climas más cálidos, el valor R recomendado es mucho más bajo que para los edificios ubicados en regiones más frías.

El nivel de aislamiento térmico que debe instalar depende del área de su casa. Su ático, paredes, pisos, sótano y sótano son las cinco áreas principales en las que debe considerar agregar aislamiento. Utilice la herramienta Home Energy Saver para obtener recomendaciones basadas en las especificaciones de su hogar, o busque recomendaciones regionales generales en la página web del Departamento de Energía sobre aislamiento.

En los lugares de extremo calor también es importante usar vegetación como generador de sombre. El sembrar arboles que le generen sombra a su casa sobre todo en el costado occidental. Esta sombra generada por la vegetación puede bajar la temperatura de la casa en varios grados.


10. Usar la lavadora llena y con agua fría

Lavar la ropa es una tarea necesaria y parte de la rutina semanal de la mayoría de la gente. También consume mucha energía, especialmente si usa agua tibia o caliente. De hecho, la mayor parte de la energía utilizada durante el proceso de lavado de ropa se destina al calentamiento del agua. Hay muchos beneficios económicos posibles al usar agua fría también, con consumidores potencialmente capaces de ahorrar más de $50 dólares al año al reducir la temperatura del agua de lavado en 15 grados. Incluso hay informes de que el lavado con agua fría puede aumentar la vida útil de la ropa sin dañar el calor.


11. Bañarse en máximo 5 minutos

La hora del baño para muchos es sagrada y además debe ser con agua caliente. Lastimosamente este habito es uno de los mas grandes consumidores de energía de los hogares. El promedio de tiempo en la ducha es de entre 8 a 10 minutos y el bajar esto un 30-50% puede significar bastante en la cuenta de fin de mes. Es importante también ver que tipo de grifería se tiene. Ya hay grifería para duchas y lavamanos de bajo consumo que ayudan con la conservación de agua.


12. Cambiar la estufa eléctrica por estufa de gas

Las estufas eléctricas nuevas de inducción tienen mejores ahorros que las eléctricas normales, pero siguen consumiendo grandes cantidades de energía. Para tomar una decisión esta debe depender de los costos asociados a ambos servicios en su hogar. El precio del gas y de la energía varia de país a país y esto hace que varíe cual es mejor para su bolsillo.


13. Verifique que todos los equipos estén bien mantenidos.

Muchos dispositivos en su hogar usan filtros, incluido su sistema Aire Acondicionado. Estos sistemas a menudo vienen con recordatorios que se muestran para reemplazar los filtros con regularidad. Si lo hace, no solo lo ayudará a evitar tener que hacer reparaciones costosas en su aire acondicionado, sino que también podría ahorrar dinero. De hecho, el Departamento de Energía publicó un informe que dice que reemplazar los filtros sucios regularmente puede reducir el consumo de energía del hogar hasta en un 15%. Esto se debe a que los filtros limpios son más eficientes y ejercen menos presión sobre su sistema. Lo mismo pasa con otros equipos de alto consumo cono las neveras y congeladores. Estos deben estar sellando correctamente y si no se comportan adecuadamente llevarlos a mantenimiento inmediatamente.


14. Usa luz natural

La iluminación representa una cantidad significativa de los costos de energía y usar la luz del sol es una forma intuitiva de reducir su consumo de energía. Si puede, es mejor tener ventanas orientadas al norte y al sur en lugar de al este y al oeste. Esto permite una mayor cantidad de luz indirecta que produce calor y limita la luz intensa en el invierno. Si bien las ventanas orientadas al este y al oeste permiten una luz solar más directa, no son tan efectivas para dejar entrar el calor.


15. Vístase apropiadamente para el clima adentro y afuera

Si bien puede parecer obvio abrigarse afuera cuando hace frío en el invierno, hacerlo adentro también puede ayudar a ahorrar en costos de aire acondicionado. Si se mantiene abrigado en el interior, su sistema de aire acondicionado tendrá que trabajar mas duro.


¿Por qué ahorrar energía en primer lugar? Ahorrar energía es muy importante y beneficiosa por muchas razones. Puede ahorrarte dinero, aumentar el valor de su propiedad y proteger el medio ambiente a través de simples medidas. Los beneficios económicos son grandes los que puedes obtener al ahorrar energía sin importar su motivación exacta para la conservación en primer lugar.


Fuente Link :

https://www.energysage.com/energy-efficiency/101/ways-to-save-energy/

92 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page